El Hombre Moderno

Autor

P. Alfredo Sáenz

Actualmente el hombre carece de vida interior; esto se refiere al fondo del hombre. El hombre vive más exteriormente que interiormente. Al hombre le falta la meditación y el silencio, no pone en practica la vida interior; y ya no puede estar a solas consigo mismo; pues nuestra cultura es en gran parte una cultura de la evasión. Esta actitud de evasión se relaciona con el hombre prometeico, al que le gusta centrarse hacia el exterior de sí mismo

El Hombre se percibe como un conglomerado de funciones: función biológicas, sexual, social, política, como si no tuviera una naturaleza humana. La vida va tomando el carácter de tramite y expediente lo cual contribuye a una creciente desinteriorizacion.

El Hombre nunca había dispuesto de tantos medios como en la actual edad de medios tan numerosos y tan eficaces para destacar todo lo que pueda poner en cuestión dicha actitud, todo lo que pueda perturbar el goce de la evasión, todo lo que pueda poner sobre el tapete de su alma el misterio de la existencia. El hombre se percibe como un conglomerado de funciones con arraigos esenciales en Dios y en los demás.

¿Dónde puedo adquirir este libro?