Horarios de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en España y Portugal

I Domingo de Pasión

«Padre, si es posible, pase de mí este cáliz; mas no se haga mi voluntad, sino la tuya». Los últimos días que nos separan del arresto de Jesús nos lo muestran objeto constante del odio de sus enemigos; pero ¡qué divina grandeza en ese ir Él mismo a su pasión, como dueño de los acontecimientos! Tiene a raya a sus adversarios, seguro de «su hora», en que realizará la Redención por su obediencia al Padre y la efusión de su sangre.
«Avanzan del Rey las banderas y brilla el misterio de la cruz; donde la Vida halló muerte, allí su muerte dio vida» (Himno de vísperas). La Iglesia, en el vestíbulo de estos grandes días, nos muestra en Jesús a la víctima inmaculada del sacrificio que se prepara y también al vencedor de la muerte, al príncipe de la vida.
Sólo en Cristo piensa la Iglesia. Continúa ofreciendo a Dios la penitencia cuaresmal de sus fieles; mas su atención se concentra en la Pasión del Señor, de quien nos viene la salud. Lo reflejan particularmente los cánticos de las misas de ambas semanas. Los textos están casi siempre en primera persona de singular: Cristo solo habla. Él asume la plegaria y los lamentos de todos. Es el justo perseguido, aterrado por la muerte próxima, amenazado por los pecadores, quien pide gracia y justicia.

 

Igualmente este fin de semana habrá Santa Misa en:

- Calaceite (Teruel)

- Granada

- Córdoba

- Málaga (consultar en 91 812 28 81)