Horarios de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en España

XIV Domingo después de Pentecostés

Dios y sólo Dios es nuestro Señor. Él tiene exclusivo derecho a nuestro dominio, a nuestros servicios, derecho de creación y derecho de conquista, pues tuvo a bien rescatarnos del poder de Satanás con muy subido precio.
Así, busquemos ante todo servir a Dios con todas veras, porque se lo debemos en estricta justicia y además nos irá bien en su santo servicio. Es buen pagador, al revés del mundo, del demonio y de la carne, los cuales, tras de prometer mucho, dan poco, y aun eso, aguado con mil hieles de pesares y zozobras.
Busquemos en todo y siempre el reino de Dios y su justicia (Evangelio, Comunión), o sea, su mayor gloria; que lo demás ya vendrá con esto, porque nada falta a los que le temen, y “a ningún justo se le ha visto abandonado”.
Cifremos en Él nuestra esperanza (Gradual), pues Él es nuestro protector (Introito) y hasta envía a su Ángel para librar a los que le sirven (Ofertorio). Él es quien conserva nuestra flaca naturaleza, que sin su ayuda, forzosamente había de sucumbir (Colecta).
Preocupémonos ante todo de servir a Dios. Cualquiera otra inquietud sería injuriosa para nuestro Padre celestial, el cual nos ama: “Ipse Pater amat vos”, nos ama como a hijos carísimos; por lo cual no puede consentir que nos falte lo necesario aun para la vida del cuerpo, en comida ni en vestido, pues no falta a los mismos animalitos, sin embargo de valer harto menos que nosotros.

Boletín en Pdf Madrid:

Boletín en Pdf Barcelona:

Boletín infantil mensual:


 

Convento de las Siervas de Jesús Sacerdote y del Corazón de María, Griñón (Madrid)
Telf.: 91 814 03 06

Boletín en Pdf del Convento: