FSSPX Actualidad

Terremoto en México: testimonio de uno de los sacerdotes de la FSSPX

Septiembre 22, 2017

Un terremoto de magnitud 7,1 golpeó duramente a México el martes 19 de septiembre, y su epicentro se localizó a poco más de 120 kilómetros de la capital, Ciudad de México. FSSPX.News pudo contactar brevemente a uno de los sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X que ejerce allí su apostolado.

FSSPX.News: Padre, ¿qué pasó el martes 19 de septiembre al mediodía?

R.P. Pierre Mouroux: Estábamos almorzando en la sede del distrito. Y aunque, normalmente, casi no sentimos los terremotos en nuestra casa, esta vez, todo temblaba, sentimos desde el primer momento fuertes sacudida verticales. La alarma sísmica de la colonia comenzó a sonar, y luego la tierra empezó a moverse de manera oscilatoria.

Como la casa está situada en una pequeña altura, cerca de la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, pudimos ver, no lejos de nosotros, un edificio colapsado. Desde el priorato, que se encuentra cerca del centro de la ciudad, se veían humos negros que se elevaban por el cielo.

La electricidad se cortó, la red telefónica se vio gravemente afectada, lo que complicó la comunicación con los miembros de nuestra comunidad. Ya se pordrán imaginan la angustia...

FSSPX.News: Hasta ahora, ¿qué sabe sobre el impacto del terremoto?

R.P. Pierre Mouroux: Hemos escuchado que en la Ciudad de México hay cerca de 50 edificios colapsados ​​y 240 muertos, pero el número no deja de aumentar: les recuerdo que en México viven cerca de 20 millones de habitantes...

FSSPX.News: Padre, ¿tiene noticias de sus fieles?

R.P. Pierre Mouroux: Todavía es demasiado pronto para dar una respuesta definitiva, como se lo podrán imaginar, pero de momento, no tenemos ninguna pérdida humana que deplorar entre nuestros más de 1.000 fieles. En el último gran terremoto que cobró la vida de al menos 10.000 personas - hace 32 años exactamente - perdimos a un fiel: el tío de uno de nuestros sacerdotes. Sabemos que algunos de los fieles han sufrido pérdidas materiales.

Nuestra iglesia principal no tuvo daños severos, a primera vista, por supuesto: únicamente el cristal rojo de la lámpara del Santísimo, que indica la presencia real, cayó y se rompió.

FSSPX.News: Padre, ¿una palabra de conclusión?

R.P. Pierre Mouroux: Les invito a releer el evangelio del día 19 de septiembre, fiesta de San Jenaro. Nuestro Señor habla de los últimos tiempos, de los terremotos y otros desastres naturales. Él dijo: "Cuidaos... todo esto (pestes, hambres, terremotos) es el comienzo de los dolores... el que perseverare hasta el fin, ése será salvo" (Mt 24, 3-13). Encomendamos a sus oraciones a México, país muy probado recientemente ya que fue golpeado por otro terremoto de magnitud 8,1 hace dos semanas y por varios huracanes en los últimos días.

FSSPX.News: Padre, gracias por darnos unos minutos de su tiempo, y le aseguramos las oraciones de los lectores de FSSPX.Actualités a sus intenciones y las de sus colegas y fieles.