Jóvenes alemanes de la FSSPX honran con peregrinación a Nuestra Señora de Fátima

Junio 12, 2017
Origen: fsspx.news

Para el aniversario 100 de las apariciones de Fátima, los jóvenes católicos tradicionalistas alemanes de la FSSPX organizaron una procesión mariana que recorrió las calles de Essen, el 20 de mayo del 2017.

El 20 de mayo, el clima no pudo haber sido más perfecto para los miembros de la provincia noroeste de la KJB  - el grupo formado por los jóvenes católicos tradicionalistas de habla alemana, cuyos capellanes son los sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X.

El día comenzó con una Misa solemne celebrada en el priorato de San Bonifacio en Essen por el Padre Wolfgang Göttler, quien estuvo asistido por el Padre Markus Niederberger como diácono y el Padre Fabian Reiser como subdiácono.

La imagen de la Virgen Peregrina del Distrito de Alemania fue entronizada sobre el tabernáculo, y el altar fue decorado con extremo cuidado. Después de la Santa Misa, y de un picnic para el almuerzo, los peregrinos se reunieron en la capilla del convento carmelita de Nuestra Señora de los Dolores en Essen, Stoppenberg.

Más de 150 fieles, principalmente jóvenes, cantaron y rezaron mientras la procesión avanzaba detrás del clero.

La Virgen Peregrina, magníficamente decorada, fue llevada a lo largo de casi 4 kilómetros hasta la catedral de Essen, que alberga a la famosa Madonna Dorada, una obra maestra hecha por orfebres alemanes que data del siglo X. Los peregrinos ingresaron al santuario al sonido del gran órgano que fue puesto a su disposición.

Después de haber colocado a la Virgen junto al altar principal, el Padre Reiser contó a los peregrinos la historia de la Madonna Dorada, quien sigue siendo fervientemente venerada en la actualidad en toda la región de Renania del Norte-Westfalia.

La procesión finalizó con las letanías cantadas, la renovación de la consagración de la KJB al Sagrado Corazón y una bendición.

Ese día estuvo lleno de gracias marianas, y fue una oportunidad para la KJB de ofrecer una prueba rotunda de su lema: "Para hacer resplandecer la verdad y la fe inalterada por amor a Jesucristo y a su Iglesia."